Realicé mi primer disparo intencionado con diecisiete años para la clase de fotografía cursando COU.
 
Siempre había querido conocer los entresijos de un laboratorio de fotografía.
El primer día de clase entramos al diminuto laboratorio, se encendieron las luces de la ampliadora, positivamos, y la foto paso a formar parte de mi vida.
 
Al regresar supe que quería realizar estudios relacionados con la imágen y opté por la licenciatura de Comunicación Audiovisual. 
 
Han pasado quince años desde el primer disparo intencionado.
Es un placer hacerles llegar una muestra de mi trabajo con ésta página web.
 
 
Cristina Roldán.